Soñando uno de tus sueños

Blog de escritura

Soñando uno de tus sueños

La torre de los cuentos #2

Pago
2,50 USD
Oferta
Gratis por ahora
Poco después de quedar viuda y sumida en la pobreza, Arminda descubre que es la única heredera de una antigua estancia en el medio de la pampa argentina. Pero muy pronto, la mujer se verá envuelta en una serie de hechos misteriosos y llenos de peligros que comienzan con una extraña danza de luces nocturnas. La vieja casa de campo, que parecía ser un milagro en ese momento de su vida, en realidad oculta secretos del pasado, que llegarán a ella para enfrentarla a sus mayores miedos, pero también a todo aquello que desconoce de sí misma. ¿Qué difícil misión anticipan las luces? ¿Tendrá el valor y el poder, para enfrentar y disolver la Maldición? ¿O quedará atrapada en la misma? Inspirada en un mito mapuche, esta nouvelle de la autora es la primera de la colección Mitos Argentinos. Una serie de historias, que aunque no están relacionadas entre sí, tendrán en común el camino de los protagonistas para superar los desafíos de la vida, mientras lo mítico y la historia del lugar, los atrapa en una red de secretos, hechos inexplicables y metafísicos, suspenso e intriga.
La verdad, hacia mucho tiempo que no leía algo tan argentino como esto. Desde el lenguaje, que está lleno de modismos hasta las leyendas y las supersticiones propias de esta tierra. La historia te lleva desde el primer momento que lo lees. Es larga, pero se lee rápido y ustedes saben cuánto aprecio este tipo de historias. Además de que tiene personajes encantadores. Muy recomendada
Pago
Pago social
Seiji y Toya aspiran a ser samuráis, sabiendo que sus aptitudes son sobresalientes y confiando en la buena fortuna. Cuando el deber se impone, como el filo de una katana, corta cualquier oportunidad de libertad. Un amor camuflado, una profecía y una traición que ha de ser castigada.
Esta historia me gusta bastante, pero debo decir algo al respecto: si le cambian los nombres a Pedro y Ana funciona perfectamente, que es demasiado occidental, tanto en el actuar de los personajes como en sus propios pensamientos. Vamos, si hasta se besan en la mejilla para saludarse y eso es algo impensable para un japonés de la época, si entran en pánico por tomarse de las manos XD salvando ese detalle, la historia es muy buena y te deja con ganas de leer un poco más sobre los personajes. Pero insisto, es una historia muy occidental en uno de los períodos más conservadores de Japón.
Pago
Pago social
Antes de ser la capitana de los Galgos, Zheera también perteneció a una manada. Esta es su historia. También la historia de los Mastines, y del dios al que nadie recuerda. Pero sobre todo, es la historia de Varne, y del precio que tuvieron que pagar por hacer lo imposible, lo que nadie puede hacer. Lo que nadie nunca hizo. Porque no se puede matar aquello que nunca ha existido.
Se me va a hacer costumbre dejar mi favorito para el final (?). Éste es el que más disfrute. Es un pequeño pincelazo del mundo y de sus personajes de una historia más larga ¡increíble! Tenemos la muerte de un dios y una continua duda y culpa por la muerte del dios. Se justifican con muchas cosas y promete ser una interesante historia de humanos luchando contra dioses y luchando contra el efecto de sus poderes. Una historia que de verdad, promete un montón.

¡Hola de nuevo, mis soñadores! ¿Cómo están? Vengo con una nueva edición de esta sección con algunas historias que vale la pena recomendar. Esta vez, todo es por el género narrativo, entre novela y cuento, que estoy segura de que les van a encantar.

También les cuento que ya finalizó el Mundial de escritura, así que con un poco de suerte y trabajo, dentro de poco estaré subiendo toda mi participación al blog ¡Hasta el próximo mundial!

Muy satisfecha en esta ocasión porque me metí a jugar con Berii y nos tocó un equipo muy bueno. Aunque no pudimos hablar con todos, pero se hizo un bonito grutpo en Discord y de paso, llegamos a la efectividad al 100% en estos días. Las consignas... aish, los organizadores son sádicos y rebucados, pero hubo días interesantes, no voy a negarlo.

Si hay otro mundial este año, de seguro que voy a participar.

Les deseo un bello día y un excelente comienzo de semana

¡Un abrazo!

Alguien cantó

Alguien cantó

Tenía que ser un poco más egoísta. No faltaba mucho para que los cambios más grandes se notaran y el nivel del mar subiera para cubrir la tierra por completo y ahogara toda forma de vida. Aún era imperceptible y los centros gubernamentales, aunque sabían que algo terrible iba a ocurrir, no querían desatar el pánico en la población, así que se movían lentamente.

—Tienes que venir con nosotros antes de que sea demasiado tarde —le dijo la sirena sentada en una roca, intentando convencer a su amante de que se salvara.

—¿Y toda la gente que morirá? —El pesar que había en la voz de él era algo que se podía palpar y le dolía tanto como a ella, pero no iba a ceder.

—¿Y si tú mueres qué importa el resto?

Ninguno dijo nada. Se miraron y antes de que ella hablara, él esquivó su mirada. ¿cuánto quedaba? Ella le había dicho que esperaban que se produjera dentro de pocos días, una semana cuanto mucho, pero el mar era tan inestable que podía ser antes.

—Salvaré a todos los que pueda.

Ella intentó alcanzarlo y detenerlo, pero se alejó y fuera del agua no podía llegar hasta él.

Fue a buscarlo a la orilla todos los días, con la esperanza de que apareciera y se arrepintiera. Ella lo entendería…

Pero jamás llegó.

Así, cuando el tsunami arrasó con todos, ella sólo presenció todo desde lejos, sin haber podido salvarlo. Con pena, un dolor agudo en el pecho que derramó sus lágrimas en el mar mientras el agua se llevaba toda vida consigo. Nadó hasta una roca y mientras tantas vidas se perdían en el agua, con el corazón en la mano y sus últimas lágrimas que dar, alguien cantó.

Cuenta la historia de una pareja que discute por sus diferencias a la hora de afrontar el calentamiento global.

¡Hola, mis soñadores! ¿Cómo están? Esta entrada tendría que haber salido antes, pero me fallaron las entradas programadas (cosas que suceden cuando no le pones "publicar" XD). Este cuento participó del reto de Ludus en la edición anterior y tuvo bastante buena recepción (todavía están las votaciones), así que los invito a leer a los otros participantes también.

En esta semana se termina el Mundial de escritura, así que además de ver muchas cositas nuevas, ya estaré más activa por aquí.

Qué tengan un excelente día.

¡Un abrazo!

52 retos: Espera

Espera
Te mandé un mensaje y ya llevo una semana sin saber nada de ti. Miro la pantalla del teléfono y no hay notificaciones… en realidad, no está la única que me importa ver. Lo desbloqueo y me quedó mirándolo como si encontrara la forma de invocarte de una forma… y nada sucede. No quiero seguir enviándote mensajes, pensaras que soy una pesada, pero te extraño. Y sé que eres el tipo de persona que nunca vendrá, aunque sepas que te extraño. Lo sé, pero mi corazón lo anhela tanto… He querido viajar a verte, te lo dije antes y me rechazaste. Dijiste que ibas a venir tú y yo me quedé esperando ¿por qué siempre me toca esperarte? Sé que nunca llegarás, lo sé. Soy realista de cabeza, pero optimista de corazón y eso es lo que me destroza lentamente.

¿Será que hoy te acordaras de mí y me mandarás un mensaje? Quiero escucharte, pero estoy segura de que estos sentimientos no llegarán a ti.

De alguna forma, me he mantenido siempre a la espera. Hace frío y me cuesta no pensar en ti. En tus palabras amables y tu manera de hacerme sentir especial ¿lo seré de verdad? ¿Serás así con todas? Podía decir feliz que eras mi novio, pero la soledad sigue cobrando forma a mi lado y se siente más fuerte en momentos así.

Tengo ganas de llorar y de guardar el optimismo en un cajón. Ahora sólo me impregno de realidad y te escribo de nuevo pensando que me quieres, que quieres verme o saber de mí. Me siento en el suelo y me quedo viendo mi teléfono, esperando la respuesta, esperando que suene y aparezca tu nombre en la pantalla y me haga aletear el corazón.

Pero sigue sin llegar…

Espero hasta casi la medianoche y no he obtenido respuesta. Te daré unos minutos más y si entonces, sigue sin llegar nada y me detengo a mi misma antes de volver a hacer algo que te involucre. Cinco minutos más, será todo lo que daré. Cinco minutos más, esperaré hasta escuchar tu voz o… quizá sea mejor darlo todo por terminado. Yo tengo todo para dar, pero no puedo si tú no estás.

Cinco minutos más.

Hay lluvia en mis ojos… pero de la lluvia también nacen los arcos iris ¿no es así? Estaré bien, siempre estoy bien.

Cuatro minutos.

Hay cosas que jamás podré entender. ¿Por qué me siento así? ¿Sería capaz de seguir con esto aún si tú me hablas? ¿Me arrepentiría de no querer seguir esperándote una vez más? ¿Podría cambiar algo y volverme más importante para ti? Quisiera ser una prioridad ¿Me darías ese lugar?

Un minuto…

Soy una tonta. Jamás tendré ese lugar.

Miró el reloj, desbloqueo el teléfono y te mando un simple adiós. Luego, borro el contacto.

Todo quedó en mensajes ¡Y ni un abrazo te pude dar! Me apena y me duele, porque de verdad te quiero. Pero sé mi lugar y aunque me duela, ya no voy a esperar más.

Día 40: Relata una historia de amor a distancia.
¡Hola, soñadores! ¿Cómo está? Finalmente he empezado con este reto. ¡Este año sí se esmeraron con las consignas! Todas, una más rara que la otra, pero aquí me ven ¡Voy a cumplir todas!

En unos días empezará la nueva edición del Mundial de escritura, así que voy a dejar algunas entradas programadas para esos días, así no me extrañan (⺣◡⺣)♡*

¡Se cuidan!

¡Un abrazo!

La torre de los cuentos

 ¡Hola, mis soñadores! ¿Cómo están? Les traigo nueva sección donde voy a recomendar algunas cositas que encontré en Lektu. Les cuento que la plataforma cuenta con todo tipo de cosas que se pueden descargar y en esta ocasión, he recogido algunos webcomis que me han gustado mucho y vengo a recomendarles. Serán pequeños comentarios con los títulos que más me han gustado (llegado el caso de que alguno me enloquzca hasta los huesos), tendrá su entrada aparte. ¡Así que comencemos!

Clic en los títulos de los links para ir directo a los comics.


I'm Afraid Of Americans

La vida de una mujer en el mundo de las drogas y las absurdas situaciones en las que se enreda para salirse con la suya.

La historia es corta, con 46 páginas y un dibujo muy interesante. El estilo va cambiando a lo largo de la historia entre uno más elaborado y más sencillo y con trazos gruesos a tono con lo que sucede con la protagonista y su relato.  Desde la portada, visualmente es impactante y todo lo que sucede en la historia, también. No quiero hablar demás por lo que es cortita, pero 100% recomendada.



Soy friki y tengo novia (pregúnteme cómo)

¿Se puede ser fan de STAR TREK, pintar figuritas de WARHAMMER, jugar a DUNGEONS & DRAGONS... y tener novia? Andrés es un ejemplo de ello: es rolero, colecciona cómics y figuras de STAR WARS y ESTÁ CASADO. ¡Y con una NO-FRIKI, que da más PX! Este recopilatorio de tiras cómicas totalmente autobiográficas retrata cómo es la vida en pareja con un friki. ¡Ser FRIKISEXUAL está de moda!

  Este es para echarse una risas y de las buenas. Me salió de primero y ni sé bien por qué, porque nada qué ver con lo que buscaba ¡Pero es justo lo que necesitas para pasar un buen rato! Tiene 120 páginas y se lee rapídisimo.

 

Dodgy's Tale

Ropeytown sería una ciudad como cualquier otra, de no ser por un detalle: es cuna de villanos y justicieros, de genios del mal y superhéroes. Hombres fornidos en mallas y sonrientes bufones psicópatas recibieron su formación en esta urbe. Las universidades del Mal y de la Justicia educan cada año a cientos de nuevos héroes y némesis, que deberán buscarse la vida y una ciudad a la que salvar o destruir. Y, en medio de esta marabunta, está Dodger: un cascarrabias, impaciente y simplón genio del mal con pocas aspiraciones. Acompáñanos en esta historia en la que contemplaremos la preparación de nuestro protagonista como villano, sus progresos en la Universidad del Mal y sus primeros movimientos como genio del mal consolidado. Ironía, explosiones y mucho humor forman parte de este debut del autor, webcomiquero desde 2008, en el mundo de la autoedición.

 Si el anterior les había contado que era para risas ¡este es mejor! Disfruté muchísimo a este intento de villano que lucha contra la vida diaria. Es el que cuenta con uno de los dibujos más sencillos ¡Pero la historia lo vale! Sin lugar a dudas, en 153 páginas, va a presentar a todos los personajes. Sólo puedo decir que van a amar a todos y van a quedarse con ganas de más.

Por ahora, son todos los que traigo. Espero que les guste y les den una oportunidad a todos porque no se van a arrepentir.

¡Se cuidan!

¡Un abrazo!

 

Diez besos: La máscara de tu corazón

La máscara de tu corazón
Al verlo atravesar la calle, corrió tras él y se le colgó del brazo con una sonrisa radiante en su rostro. Kakashi respiró profundo. Guardar las apariencias y mantenerse tranquilo era algo que venía practicando hacía mucho como para exaltarse por algo así.

—¡Kakashi-kun! Vamos a almorzar ¿Sí? Hace días que andas de alma en pena.

Fuyuki lo jaló del brazo con ánimos, algo que al ANBU no le simpatizaba demasiado. Gai era igual de intenso con él, queriendo que se integrara al grupo o haciendo algunas cosas ridículas como los retos que le proponía.

Fuyuki era mucho más descarada para sus propuestas y era mucho más difícil sacársela de encima.

—Hoy no.

—¡Ah, no! Llevas toda la bendita semana rechazándome. Hoy sí —dijo ella firme, con las manos en la cintura y una autoridad que nadie ejercía con él. Quería decir que había otra persona que se impusiera así, lo cierto es que no había.

La mirada vacía de Kakashi se centró en el monumento de los Hokage mientras ella le hablaba cuando de repente, sintió tirón de su ropa que lo dejó encorvado, a la altura de ella, aprovechando eso para tomar el rostro de él entre sus manos y que le mantuviera la mirada.

Kakashi quiso huir al ver la tristeza reflejada en los ojos anaranjados de ella. El fuego que veía arder en ellos con tanta pasión estaba apagado y era por él. Deseaba que todos lo olvidaran, de verdad, Kakashi deseaba que dejaran de acercársele e insistir en permanecer a su lado, sólo así su maldición no los alcanzaría.

—¡Vamos! Sé de un lugar que te encantará. No puedes huir siempre de socializar —le dijo ella volviendo a darle un jalón del brazo. Kakashi suspiró. No podía hacerlo, pero siempre podía intentarlo y eso, era lo que pretendía. Sin embargo, para suerte de Kakashi y desgracia de Fuyuki, el Hokage lo llamó y su almuerzo quedó en nada. Podría haber quedado así nomás, pero Fuyuki no tenía intenciones de rendirse, gritándole que en la noche iba a ir a su casa a cenar con él.

******


Casi apenas salir de su casa, se largó a llover, teniendo que volver para buscar un paraguas. Fuyuki salió de compras, tal y como le había prometido, iba a cenar con Kakashi sin importar si estuviera de acuerdo o no. Tanto ella como Gai estaban convencidos de que cuánto más se aislara de los demás, más difícil sería sacarlo de ahí. Y no quería que Kakashi se volviera así. No quería volver a escuchar que lo llamaban “el sangre fría” por su falta de compasión y piedad a la hora de cumplir sus misiones. Y su única forma de tener contacto con él era con lo poco que podía hacer como salir a comer con él. El ninja no era muy dado de por sí a esas reuniones, así que tenía que ir por lo poco en lo que podía convencerlo.

No obstante, al llegar a su casa, no lo vio. Fuyuki ingresó en la vivienda y dejó los víveres que compró antes y revisó la vivienda. No encontró rastros de que él hubiera llegado a su casa y antes de pensar que iba a volver, imaginó que, si tenía que salir de misión, al único lugar al que iría sería a la piedra de los héroes.

Volvió a agarrar su paraguas y salió en su búsqueda. No iba a dejarlo solo.

******


—¿Sabes? Hablar con los vivos es más efectivo —dijo estirando su brazo y cubriéndolo con su paraguas.

Kakashi miró a Fuyuki por el rabillo del ojo y siguió mirando la piedra.

Permaneció en silencio.

—Puedes hablar conmigo. Yo sí te responderé —se arrimó un poco más a él.



Kakashi no pensaba igual. Era más fácil que no respondieran; que siguieran en silencio; que se quedarán ahí. Ya estaban muertos, ya no era capaz de perderlos de nuevo y lo prefería así a volver a enfrentar ese dolor.

Si establecía lazos de nuevo, iba a perderlos y no estaba listo para soportar ello. Prefería seguir hablando con los muertos y que su maldición no se extendiera a alguien más: era su forma de protegerlos. Eventualmente, terminaban muriendo por estar cerca suyo y si el precio de conservar su vida era vivir solo, estaría dispuesto a pagar el precio.

—Vamos, hace frío y estás empapado. Te vas a resfriar —Fuyuki tomó su mano y lo jaló con suavidad. Él, hizo un amague por soltarse y terminaron forcejeando entre ambos. Para su mala suerte, cuando Fuyuki jaló al ninja con toda su fuerza, resbaló y cayó con él al suelo lodoso.

El paraguas rodó lejos y además de sus respiraciones, el murmullo de la lluvia era el único sonido frente a la piedra de los héroes.

—¿Por qué insistes? Tienes sueños, debes cumplirlos —dijo Kakashi.

—Los cumpliré a su debido tiempo. Pero no puedo ser la mejor maga del mundo si mi magia no te alcanza.

—La magia no exis…

Fuyuki tomó entre sus manos el rostro de Kakashi mientras él la revisaba con la mirada y negaba cualquier poder que no tuviera que ver con las artes ninjas al tiempo que ella se erguía levemente y le daba un beso por encima de su máscara. Sus labios estaban fríos, podía sentirlos a través de la tela que los separaba de los de ella.

—¿Lo ves? Eso es magia —le sonrió cerrando los ojos con una expresión tan feliz que se había olvidado que había caído en un charco de barro.

Las emociones sacudieron a Kakashi. Era humano después de todo. Por mucho que intentara ser el ninja sin sentimientos del campo de batalla, no podía. Se levantó y se sentó en el suelo, ya estaba sucio, no importaría ensuciarse un poco más.

El ninja se frotó la frente mientras Fuyuki se levantaba y se ponía de cuclillas frente a él.

—Te quiero, Kakashi-kun.

—No soy tu novio, no me llames así.

—Eres tú la única razón por la que no somos novios. Ya debes admitir que te gusto.

—No —él miró para otro lado.

—Y eso es un sí —comentó feliz. Él estuvo a punto de interrumpirla y negar cualquier cosa que dijera cuando ella lo abrazó— no importa cuánto, esperaré a que te aclares y puedas responder a mis sentimientos.

—¿Y si eso nunca pasa?

Fuyuki se separó de él y volvió a besarlo y esta vez, sintió a Kakashi corresponderle. La atrajo por la cintura y al separarse, la expresión de triunfo que tenía la mujer era de no creerse.

Ella creía tenerlo en sus manos y Kakashi se negaba a aceptar que tenía toda la razón.

—Vamos, prepararé una sopa mientras te das un baño.

—Moriré si pruebo tu comida de nuevo —dijo él con el rostro azul de sólo pensar en la mujer en la cocina.

—Yo cocino y tú te bañas.

—O nos damos un baño juntos —sugirió ella entornando las cejas y la vergüenza lo pudo más, sonrojado, tapándose lo poco que se veía de su cara con la mano.

Fuyuki agarró su brazo entre los suyos y caminó a su lado. Estaba seguro de que no importaba cuánto tardará, ella lo amaba y estaba segura de un día ganar su corazón. Hoy daba el primer paso, su pequeño éxito la motivaba aún más. Ella vencería su oscuridad y le haría darse cuenta de que también, merecía ser feliz.

Segundo beso
Reto: Primer beso
¡Hola, mis queridos soñadores! ¿Cómo están? Otro reto que tenía en el tintero desde el año pasado. Este lo he estado publicando en Facebook, pero aquí, en el blog quería subirlo con dibujos ¡Y terminé el primero! Fue difícil, el día gris, la lluvia ¡el maldito paraguas! Lo dibujé varias veces y esta fue la que mejor me salió. Será terminar de hacer esto y ponerme a practicar con el dibujo de los paraguas ¡Nunca pensé que me iba a costar tanto una cosita así!

Les cuento que este fic es parte de un reto de diez besos. Había que escribir una historia con un tipo de beso diferente en el orden que se iban dando ¡y este es el primero! Prepárense que faltan nueve más.

Espero que hayan disfrutado el one-shot.

¡Un abrazo!