Soñando uno de tus sueños

Blog de escritura

Soñando uno de tus sueños

Mundial dia doce: Zinnia

Zinnia

La magia no era algo tan común ni que podía ser aprendido: era un don de nacimiento. El imperio Inori era muy estricto con los magos. En el siglo pasado, habían librado una batalla contra los hechiceros y desde entonces, existía un estricto control con los magos. La magia estaba prohibida en el imperio y desde corta edad, los magos eran entrenados en el imperio para que estuvieran al servicio del Emperador y de su pueblo. Así, desde pequeños se le inculcaba el amor por el pueblo y juraban lealtad al Emperador.

Zinnia era una hechicera, pero su familia la había escondido antes de que el Emperador llegara a enterarse que la niña había nacido con el don de la magia. Aunque Zinnia jamás les perdonó a sus padres haber perdido la oportunidad de entrenar con magos poderosos y ser parte de la escuadra real. Tuvo que aprender a manejar sus poderes por su cuenta, pero era hábil y dedicada, así que no le costó demasiado convertirse en una hechicera que destacaba por encima del promedio, pero siempre tuvo que ocultar sus poderes. Y vio el beneficio en esto: Zinnia tenía un plan.

Con el pasar de los años, se casó con un marqués y tuvo hijos. Dejó atrás su origen humilde gracias a unos negocios que hizo su padre y ella, fue feliz. O lo aparentó durante los trece años que estuvo con el marqués. Llegó a tener cuatro hijos con él, tres niños y una niña, los cuales, le dieron la mayor felicidad de su vida ¡no había cuadro donde la marquesa no saliera sonriendo con su familia! No había nadie en todo el marquesado que no la recordara como una bella mujer, llena de felicidad y de vida.

Lejos estaban todas las historias de la realidad.

La mujer tenía dinero y poder, dos cosas de las que había carecido durante toda su vida. Además, le sobraban oportunidades. Con todo eso, fue construyendo los cimientos de sus planes. Ella quería que los magos no fueran perseguidos y pudieran tener acceso a mejorar sus habilidades sin que el reino los controlara, sin embargo, sus ambiciones iban un poco más allá de su buena acción.

El reino contaba con un ejército con los mejores en su área: ella estaba sola. Aunque podría reunir gente, Zinnia quería que fueran totalmente devotos a ella y la mejor idea que tuvo fue crearlos. La magia era un don con el que se nacía: era el don que ella les daría y deberían agradecérselo el resto de su vida.

Comenzó sus experimentos, sin llegar muy lejos con ellos. Crear un ente de cero con poder mágico no era sencillo y mayormente, no superaba la semana de vida. Entonces, empezó a buscar a personas que pudieran serle de utilidad. Vagos, locos, todo aquel que pudiera estar agradecido con ella con una caricia, una comida y un poco de afecto, así, entre que ella les prometía una vida mejor, iba llevando a cabo sus pruebas. Los adultos no resistían tanto como ella hubiese querido. Algunos duraban más que otros, pero no lograban aceptar el gen mágico con facilidad y con el tiempo, morían de una u otra forma.

Siguió con los niños y aunque su rendimiento era mucho mejor que el de los adultos, no llegaba a ser cien por ciento perfecto, pero estaba cerca, conseguía una efectividad de un casi un noventa por ciento seguro.

Experimentó con sus hijos, pero tampoco resultó, por lo que dejó sus experimentos con ellos sin conseguir nada. Pensó que al tener sus genes iban a ser lo suficientemente fuertes como para poder soportarlo, pero no sirvió. Sólo enfermaron y tuvo que dejarlo a medias no sólo por su escasa efectividad sino porque enfermó.

Zinnia había desarrollado una enfermedad que no el daba mucha esperanza de vida justo cuando quedó embarazada de su última hija: Aledis. La mujer estuvo triste durante mucho tiempo, hasta que tuvo una idea: iba a usar a su hija. Desde el vientre materno siguió con su investigación y pensó llevarlo más lejos todavía. Ella no quería morir, tenía mucho por hacer todavía y necesitaba esa segunda oportunidad que iba a tener con Aledis: alguien que tuviera sus poderes y un cuerpo sano.

Escriban una historia donde el acontecimiento central o más importante ya pasó. Narren la vida de los personajes en el después y piensen de qué manera va a entrar en la historia la información del pasado reciente o lejano.

¡Hola, soñadores! ¿Cómo están? Espero que de maravillas. Este el texto que finalizó lo que fue mi primer mundial de escritura. Fue interesante escribir a diario, aunque la parte del equipo fue un clavo porque no lo tuve xD empezó todo muy bonito y a la segunda limpieza, ya quedamos tres y no hubo chance para comunicación. Pero eso no me tiró para atrás para inscribirme de nuevo (?)

Voy a seguir subiendo mis aportes (la mayoría, porque hay algunos que me gustaron mucho para ser parte de una historia más extensa, así que los voy a dejar de lado por el momento.

Por lo pronto, espero que los hayan disfrutado.

¡Un abrazo!

Personajes en Pixar

¡Hola, gente linda! ¿Cómo están? Les comparto un tag que vi en el blog de Sakuya y quise hacer para variar un poco el contenido. Es cortito, así que ¡empecemos! Cada pregunta está relacionado a un personaje de Pixar.

1- Dory

(Manga que no recuerdes pero que sabes que te gustó)

majo no biyaku

Majo no biyaku de Tomu Ohmi. La autora hace bellísimas historias, pero lo leí hace mucho y de verdad, el final no me convenció demasiado. Aunque la historia y los personajes son preciosos así como el dibujo de Ohmi. ¡Amo su estilo! Y sus historias son super adorables. En algún momento, le daré una releída, por ahora, queda en este puesto.

2- Wazowski

(Manga que te hizo reír mas de una vez)

Boku to Kanojo no XXX de Morinaga Ai es un manga que desde la primera página te estás riendo y que no pierde la gracia aunque lo leas varias veces. Momo y Akira, Senbongi y Shiina son los protagonistas de esta historia tan divertida e inusual. Momo y Akira cambian de cuerpos por culpa de un experimento del abuelo de Momo y empiezan todos los problema y situaciones muy divertidas gracias a lo descarada de Momo. 100% recomendado.

3- Woody

(Manga con dos o mas amigos protagonistas)

Fushigi Yuugi de Watase Yuu es la historia de dos amigas y si contamos la amistad que se va formando con las constelaciones y Miaka, son como nueve. La historia nos cuenta como Miaka y Yui son absorvidas por el libro de las cuatro bestias y cada una se convierte en una sacerdotisa (Miaka de Suzaku y Yui de Genbu). Ambas deben reunir a las siete constelaciones para poder invocar al dios y cumplir tres deseos que ayudarán a la nación de cada una. Es precioso.

4- McQueen

(Manga que leíste rápido)

Ai suru hito de Yoshihara Yuki es un manga que encontré de casualidad y que amé con locura. Le tengo especial cariño porque fue el manga con el que conocí a esta autora y que amo con todo el corazón. La protagonista es mandada como ella sola, descarada y sin un sólo ápice de vergüenza. Está enamorada de su profesor y no tiene ningún tipo de inconveniente en demostrarlo día a día con una de sus tácticas de amor para que él se fije en ella. Las cosas que hace para llamar su atención son geniales. Es un manga divertido y perfecto para pasar el rato (que tiene 4 tomos y se lee rapidísimo).

5- Buzz Lightyear

(Manga de fantasía que te gustaría que fuera real)

Magic knight rayearth de CLAMP. Amé Céfiro y todo lo que hay en él. La magia, las bestias, hasta esto de que el mundo se mantiene con la voluntad de los demás y se hace más bello cuanto mejores son los corazones de sus habitantes. Es perfecto.

6- Blancanieves

(Manga clásico que te guste mucho)

Rurouni Kenshin de Watsuki Nobuhiro es un manga que amo y que no ha tenido competencia hasta la fecha. Todo es una maravilla, desde el desarrollo de los personajes hasta como los protagonistas no toman un partido definido. Amo que Kenshin sea el villano de la historia, pero él mismo espera que sea el tiempo quién juzgue que está bien y que está mal. Su pasado con Tomoe y como rehace su vida y todos los personajes secundarios, las batallas ¡el dibujo! Watsuki es un maestro del dibujo.

Si no lo han leído ¿qué están esperando? Que ya hasta versión a color del manga ha salido.

Y bueno, hasta aquí llega el tag ¿Qué otros mangas elegirían?

¡Un abrazo

Mundial de escritura: Infierno

Infierno

Había algo aterrador en aquella isla que llamaba la atención de todos. En ella, existía una prisión con los criminales más peligrosos y aterradores de la historia, ellos cumplían condena en aquella solitaria prisión, lejos del mundo y de todo lo que los rodeaba. Hasta ahí, podría ser un lugar como cualquier otro, sin embargo, en aquella prisión no había guardias ¡no hacía falta! las fuerzas llegaban a la isla, dejaban a los criminales en la prisión y cuatro veces al mes, llegaba un bote con suministros. No había más movimiento ahí.

Los presos no eran controlados por nadie al salir, las puertas podrían quedar abiertas en ocasiones, pero nadie salía. Nadie se atrevía a desafiar a lo que había afuera de la prisión que era mucho más grave y aterrador que el encierro.

Los recién llegados eran bastante incrédulos, alguno que otro sucumbía al deseo de escapar y volver a la civilización y servía de lección para todos los que tenían algún deseo de escapar. Nadie se los decía cuando los hacían cruzar aquel océano, pero lo sabían sin que nadie se los dijera: huir era imposible. Habían llegado ahí para morir, con suerte, podrían servir de utilidad a algún experimento para la ciencia. Algunos preferían sufrir las torturas de los científicos que soportar un día más consumidos por el miedo. Entre las cuatro paredes, el sonido tan estresante fuera de unos pies que se arrastraban el terror de que pudiera entrar ¿por qué?

—Esto fue creado —contaba uno de los prisioneros más viejos del lugar— es parte de un experimento que salió mal y fue abandonado en la isla.

—¡Mentira! —interrumpía otro recluso— es obra de la naturaleza y es mucho más aterrador que cualquier cosa que el hombre haya creado hasta ahora.

El silencio reinaba cuando las historias de lo que había fuera comenzaban, hasta se podía escuchar a uno que otro tragar saliva bajo la fachada de algún rudo y temerario, ninguno se atrevía a desafiarse a sí mismo y superar a la bestia.

—Sea como sea —dijo el primero retomando su historia— nos acecha, sabe que debe venir por nosotros, sabe que somos los únicos que podemos ser su alimento, así que nos espera afuera; espera que asomemos la cabeza para arrancárnosla con las fauces podridas y llenas de sangre y vísceras. Unos dientes amarillos y afilados rompen la piel y truenan los huesos y no importa cuántos intenten detenerlos, no existe número de personas que sea capaz de distraerlo. Como sombras, su cuerpo se expande y atrapa a todas sus víctimas, una por una y mientras come, las hace sufrir: disfruta de los gritos de dolor, disfruta de la muerte y de ver retorcerse en su cuerpo a sus presas hasta que sus ojos quedan abiertos, sin vida y el cuerpo flácido que reclama la muerte.

—¡Sólo estamos a salvo aquí! —gritó el recluso anterior. Él apenas llegar, vio como sus compañeros habían sufrido ese mismo destino intentando escapar, desde entonces, él era el primero en advertir de los peligros que acechaban afuera.

La prisión abandonada, lejos de todo donde los prisioneros no podían escapar a pesar de que podían salir. Una bestia los resguardaba, lejos del mundo, ignorando el común de la gente que están ahí condenados a ese destino de sentir el miedo en carne propia, de pasar por lo mismo que sus víctimas viendo a la muerte reírseles en la cara.

Reto: escriban una lista de 3 libros de autoayuda que no existen y que querrían leer. Cuenten de qué se trata cada libro, qué problemáticas trata de resolver o de qué modo trata de ayudar al lector. ¿Qué muestran estas elecciones acerca de las faltas y la vulnerabilidad del narrador?

¡Hola, soñadores! ¿Cómo están? Espero que de maravillas. Les traigo un nuevo día del mundial de escritura. Esta fue una de las peores, pero de las peores consignas de todo el mundial. Gente seria hablante de libros de autoayuda parece el comienzo de un pésimo chiste. No seguí la consigna, no había forma de tomar en serio una consigna como esta porque debía partir de tenerle algún respeto al pseudo "género" de la autoayuda.

Tenía esta idea en pendiente, así que aproveché a darle forma para el mundial. Por suerte, en mi equipo en ese entonces no importaba ya sumar puntos o no xD

Espero que lo hayan disfrutado.

¡Un abrazo!

Siete pecados: Peso

Peso

El grito había interrumpido su apacible lectura en el momento más interesante. Leyó tres capítulos de corrido intentando llegar a averiguar el secreto de la protagonista y… se tuvo que levantar dirigiéndose al piso superior escuchando el monólogo que salía del cuarto del baño.

—¡Quién te crees que eres! —Escuchó antes de llegar y apenas intentó mirar dentro del baño, la camisa de Fuyuki se estrelló contra su cara.

Se quitó la prenda del rostro, mirándola y luego vio a la mujer subida en la balanza usando tan sólo las bragas y apretando los puños, miraba los números que marcaban su peso. Y estaba seguro de que, si no lo hubiese detenido poniendo su mano en su cintura y haciéndola temblar al ver la aguja de la báscula moverse, que hubiese quedado desnuda pesándose. Le colocó la camisa sobre los hombros y arrepintiéndose de preguntar qué es lo que sucedía, formuló la pregunta a la que ella respondió con un lloriqueo mientras él le prendía los botones de la prenda.

—He subido siete kilos en menos de un mes ¡siete!

Kakashi la abrazó y frotó su espalda consolándola dulcemente. Era difícil y sería peor cuando los meses pasaran y la balanza se convirtiera en su peor enemiga. Pero en ese momento entre las hormonas alborotadas por el embarazo y el carácter de Fuyuki, era mejor no recordarle que eso apenas empezaba y su vientre iba a crecer y con eso, iba a perder su silueta temporalmente. Hasta eso, tendría que aguantar las batallas con la balanza, que eran muchas últimamente y que, sospechaba, iban a ser más.

—Sabes que la balanza no tiene la culpa ¿no?

—Podría mentirme un poquito —bufó apoyando la frente sobre su pecho.

Él rodó los ojos y sintió a su novia removerse entre sus brazos mirando la balanza de nuevo.

—Si me corto el cabello…

No necesitó decir nada más. Kakashi la sacó del cuarto de baño rápidamente antes de que tuviera más ideas para perder peso de manera inmediata. Ese día se desharía de la balanza. Y de las tijeras también.

Pecado: ira
Envidia

¡Hola, soñadores! ¿Cómo están? Sigo con el reto de los siete pecados y en esta ocasión, tocaba Ira y aproveché un poco lo dramática que es Fuyuki cuando se trata de su apariencia y con todo el desajuste hormonal del embarazo ¡jo!

Me faltan cinco pecados y les cuento que todos vendrán con un dibujito nuevo ¡Así que son cinco más todavía!

Espero lo hayan disfrutado

¡Un abrazo

Personajes en el poder

Personajes en el poder
Los personajes tomaron el rumbo de su historia. No fue de manera metafórica que Eugenio lo dijo: él juraba y perjuraba que aparecían a su lado cuando escribía y le decían qué es lo que tenía que escribir. Eran reales y llegó a tener largas charlas con ellos antes de tomar una “decisión” a la hora de escribir.

—Hay voces que me dicen qué debo escribir —ha dicho incontables veces a riesgo de parecer un loco.

Era el típico escritor que “escuchaba” a sus personajes ¿cuántas veces han escuchado a un escritor decir algo como eso? “Mis personajes cobran vida y toman el control de la historia”. Era cierto que cientos de veces lo dijeron y en las redes sociales ¡un montón! Pero Eugenio juraba que los veía, que estaban ahí y que habían interactuado con él.

A veces, estaba tranquilo lavando los platos o tomando un café y aparecían frente a él y le contaban qué es lo que querían hacer. Algunos eran más amables que otros. Los villanos no solían ser particularmente bondadosos con él ¿cuántas veces llegó a temer por su vida?

—Voy a dejar de escribir. Escribir es una profesión de riesgo y temo que un día me maten —escribió esa frase en su Twitter y no volvió a subir nada por meses.

Los fans no tardaron en hacer eco de sus palabras y llenarlo de mensajes, pero era inútil, él había dejado de responder y de leer todo lo que le decían. Su editor tampoco tuvo suerte en intentar convencerlo de terminar su último libro: tenía miedo.

Vilma, la villana de su novela, había aparecido mientras se bañaba haciéndolo caer en la bañera y golpeándose la cabeza contra el suelo, se había herido y ella, pensaba herirlo aún más amenazándolo con una daga, cortándole ligeramente el cuello pidiéndole más protagonismo y vencer en su historia. Eugenio no pudo moverse durante un buen rato y al salir, corrió a emergencias por el corte que tenía en su cuello, pero los médicos no lo atendieron por no tener ningún tipo de herida, salvo un chichón en la cabeza por la caída, pero nada de gravedad. Sin embargo, Eugenio se veía en el espejo y veía su piel cortada y con una costra de sangre.

Volvió a su casa después de que le recomendaran un calmante para dormir, pues, el médico le había dicho que era muy posible que fuera el golpe o el estrés. Él no lo creía: estaba en peligro.

Y de cierta forma, estaba cansado. Ya no quería verlos, ya no quería contar sus historias, ya no quería hacer nada. Eugenio quería que desaparecieran, pero ahora que había dejado de escribir, los veía más seguido exigiéndole siempre. Que uno quería casarse; otro tener más poder; conseguir dinero; una mujer bonita; un adversario a su altura; una vida tranquila ¡y él estaba harto de todos!

Gritó fuerte que se fueran todos y por un momento, desaparecieron de su vista y su living volvió a estar en calma. Él se sentó en su sillón frotando su frente. Hacía días que no dormía tranquilo a causa de ellos ¡y tenía tantos personajes! ¿Por qué había hecho una novela con tantos? Ahora, no aguantaba a ninguno de ellos, pero ¿cómo deshacerse de ellos? No existía nadie que le creyera y aunque había charlado con otro escritor, no había conseguido más que verse como loco.

Y él no estaba loco. Ellos eran reales y debía comprobarlo de alguna manera, así, le iban a creer y quizás, iban a conseguir a alguien más que los escuchara y tuviera ganas de continuar con sus historias.

Quiso darlos en adopción. Volvió a sus redes sociales buscando quién se hiciera cargo de su historia y se llevara a sus personajes con ello. Y muchos fans se hicieron eco de sus peticiones y le llovieron los fanfics y los mensajes para hacerse con lo que llevaba de su novela y terminarla. Pero sus personajes se volvieron más molestos al intentar “abandonarlos”. Ninguno se había ido, por el contrario, ahora era que más le reclamaban su falta de interés en darles voz.

—Quizá, si conoces mejor nuestro mundo quieras terminar la novela —le dijo Esmeralda, uno de sus personajes favoritos. Una mujer dulce, con carácter que cobraba un poco de relevancia a partir de la página 271. Ella extendió su mano mientras él estaba sentado en el sillón y detrás de ella, se fue disolviendo la sala y el paisaje de su novela emergía. El pueblo tal y como él lo había descripto estaba ahí.

Caminó entre los puestos con Esmeralda y vio un herrero a lo lejos. El sonido del hierro siendo forjado se escuchaba aún entre el murmullo de todos. Y pensó que esa era la solución: si no se los podía dar a alguien más, los mataría él mismo. Se acercó curioso con Esmeralda y tomó una espada y la blandió matando a la mujer. Y se sintió bien, era una voz menos que escuchar. Así, se fue deshaciendo de todos los que encontraba, todos y cada uno de ellos perecieron bajo su espada, hasta Vilma después de darle batalla, murió atravesada.

Ya no había voces, ya no había nadie que lo presionara. Todo había terminado y podía volver a su vida normal ¡ni le importaba ver los cuerpos y estar cubierto de sangre! Todo había terminado.

Pero ahora estaba en el pueblo de su novela… y no había nadie que lo llevara de vuelta a casa…

Reto: Imagina la aventura personal de un o una novelista que pierde la noción entre la realidad y la ficción.
¡Hola, mis amores! ¿Cómo está? Este es otro reto de Ludus, que si no han entrado a participar en alguno de ellos aún ¡no duden en hacerlo! Tienen propuestas de los más interesantes y variadas, además, en este caso, hubo una excepción y se permitió que se excedieran los relatos hasta las mil palabras. Yo chocha, que a veces el límite de 300 me deja bastante cortada y con ganas de escribir más ¡qué hay propuestas que dan para más!

El relato ya está subido en la plataforma y pueden pasar a votarlo y leer a los otros participantes ¡que hay muchos relatos interesantes!

Espero les haya gustado.

¡Un abrazo!